Episodio 8 – Tarquinio el Viejo

— Lucio Tarquinio Prisco, llamado Tarquinio el Viejo,  falleció en el año 578 AC, después de un reino de 38 años y a una edad no corroborada. La gente de Roma no supo de su muerte por un largo tiempo.

Hijo de un refugiado. Conocedor de las matemáticas y de filosofía. Educado en Grecia. Despilfarrador y gran urbanista. Guerrero y diplomático. Tarquinio “el Viejo” fue de todo. Y hasta fue el primer rey de la dinastía Tarquinia de Roma.

Transcripción Parcial del Episodio

Hola, les habla Abel desde Pekín, China. Bienvenidos a mi podcast.

El Cuento de Roma, Episodio 8 — Tarquinio el Viejo.

Después de la muerte de Anco Marcio, y habiéndose asegurado que el voto de los senadores iría en favor de Tarquinio, el nuevo rey inmediatamente subió el número de senadores romanos.

Puso 100 senadores nuevos en sus puestos, y en la gran mayoría esa gente venía de familias de la clase media, quienes le habían sido útiles a Tarquinio, en su ascendencia al trono.

Ahora el senado tenía 300 senadores, y aquí quiero añadir que uno de los senadores nuevos fue un hombre de apellido Octavio.

De ese hombre provendría—unos 500 años más tarde, el primer emperador de Roma.

Según el escritor y cronista Flavio Eutropio del siglo 4 de nuestra era, Tarquinio fue el primer rey de Roma verdaderamente educado, y tambien fue el primer rey que utilizó intrigas en los palacios de gobierno para provechos personales.

De hecho, hasta aquel entonces, la sucesión del trono en Roma no era basada en herencia. Pero con todas las donaciones y demás generosidades de Tarquinio, los senadores apoyaron al rey en cualquiera de sus decisiones.

Tanto le obedecía el senado a Tarquinio,  que la gente en la ciudad empezó a murmurar que el verdadero trabajo de los senadores ya no era escribir leyes nuevas, sino simplemente darle el sello de aprobación al rey.

Bueno. Si Tarquinio hubiese sido un mal rey, eso hubiera sido un problema enorme para Roma.

Pero Tarquinio fue un rey de conciencia y muchas habilidades, tanto como administrador, como en el campo de batalla.

Esto lo demostró en consecutivas victorias en contra de aquellos latinos y aquellos sabinos que no habían sido trasladados a Roma, y quienes todavía no se podían olvidar de aquel episodio del rapto de sus mujeres.

Tarquinio los venció con facilidad, y al cabo de una batalla de mayor importancia, el rey decidió organizar una marcha de triunfo en Roma.

Según las crónicas, el dia 13 de Setiembre del año 585 AC, las tropas de Tarquinio entraron a la ciudad de Roma, detrás del rey mismo, quien iba en un carruaje de oro, tirado por cuatro caballos.

El rey mismo llevaba una túnica bordada en oro, y decorada con hojas de palmas. Detrás de las legiones, los prisioneros en cadenas y el botín de guerra fueron paseados ante los ojos de los ciudadanos, tal como ellos jamás lo habrían visto anteriormente.

Tarquinio se dió cuenta que Roma necesitaba de un lugar donde organizar ese tipo de acontecimientos en el futuro.

De esta manera el rey ordenó la construcción de un hipódromo entre las colinas del Palatino y del Aventino.

[…]

Episodio 7 – El nieto quieto

— Todo lo que Tito Livio y los otros historiadores escribieron de Roma, tenemos que colarlo, con un colador bien grande y bien espeso.

Anco Marcio, cuarto rey de Roma, intenta revivir la religion en la ciudad. Falla. A su muerte, comenzamos con la dinastía de los reyes Tarquinos.

Transcripción Parcial del Episodio

Hola, les habla Abel desde Pekín, China. Bienvenidos a mi podcast.

El Cuento de Roma, Episodio 7 — El Nieto Quieto.

Después de la muerte de Tulo Hostilio, el pueblo y el Senado de Roma deseaba un poco de paz. Los años del reino de Tulo fueron demasiado violentos, hasta para los violentos romanos.

Así que los senadores eligieron a un rey de origen sabino, un hombre llamado Anco Marcio. Anco Marcio fue hijo de un tal Numa Marcio, quien fue elegido por Numa Pompilio para ser el primer pontífice máximo de Roma.

Sabemos que Anco fue más un apodo que un nombre, y eso se debía a un defecto que el hombre tenía en uno de sus brazos.

Existen versiones que dicen que Marcio pertenecía a una familia de origen plebeyo, y algunas fuentes hasta afirman que Marcio podría haber sido hijo, o nieto de un esclavo.

La madre de Anco Marcio fue una mujer llamada Pompilia, hija de Numa Pompilio. No sabemos mucho más de ella, pero si podemos ver que Numa, aquel segundo rey de Roma, casó a su propia hija con ese Marcio. El adoptó el primer nombre de Numa.

Y siendo que Numa lo puso en el puesto de pontífice máximo, que era un puesto de por vida.

Marcio se vió a cargo de todas las responsabilidades de supervisar el sistema de ceremonias religiosas, decidir el tiempo y la manera de sacrificios públicos, y supervisar fondos públicos religiosos. Tambien: controlar instituciones religiosas como casamientos y funerales, y sobre todo, explicar señales divinas a la población en general.

Comentario personal: El pontífice máximo andaba bien ocupado, ¡el pobre hombre!

De todas maneras, sabemos muy poco más del reino de Anco Marcio, ya que—todavía estamos en los tiempos de los reyes apócrifos. En esos tiempos de tinieblas mitológicas.

Entre todo lo que Tito Livio y los otros historiadores escribieron de Roma, tenemos que colar, con un colador bien grande y bien espeso, la gran mayoría de datos, fechas, eventos y anécdotas.

Como un buen ejemplo de todo eso, podemos ver que el segundo rey de Roma, Numa Pompilio—según Tito Livio, nació el 21 de April del año 753 AC, exactamente el día en que Roma fue fundada.

[…]