Episodio 52 – El Estado de la Unión – 286 AC

— El vencedor siempre — repito, siempre, veía el sudor, el miedo, y el último respiro del vencido.

Un gigantesco vuelo de águila alrededor del mundo de Roma, y mas allá. También, un homenaje a Piteas, a Rodas, y a la futura Dinastía Qin, en China.

Transcripción Parcial del Episodio

Hola, les habla Abel, desde Pekín, China. Bienvenidos a mi podcast.

El Cuento de Roma, Episodio 52 — Estado de la Unión – 286 AC.

Hemos llegado a nuestro cuarto Episodio de “El Estado de la Unión,” y esta vez nos encontramos justo en el medio entre las guerras samnitas y las guerras pírricas.

Los Samnitas ya no nos molestarán en gran medida, y si bien Pirro tratará de hacer que mas pueblos de la península italiana se unan a su causa, en gran medida no lo va a conseguir.

Por otro lado, este es nuestro episodio 52, lo que — según un calendario, equivale a un año de trabajo acumulado.

Un año — 52 semanas.

Y creo que con eso, sale un poco a luz el por qué hice que cada 13 episodios he decidido hacer un episodio — digamos, de repaso.

Si, el numero 13 ha sido un tanto significativo en mi vida, y a veces, hasta digo, que el numero 13 es uno de mis números favoritos.

Pero en este podcast, el numero 13 equivale a un 25% de un año.

O sea, que cada 13 episodios, cuando tenemos un repaso, en realidad tenemos una estación por detrás. Verano. Invierno. Otoño. Primavera.

Y como un dato de futuro, aun nos quedan exactamente 34 episodios de “El Estado de la Unión” en este podcast, y trato de hacer que con el tiempo estos episodios se transformen en un valioso juego didáctico de aprendizaje.

Bueno — hablando de aprender, vamos a trabajar.

Primeramente vamos a ver qué está sucediendo en Roma.

Aquí vamos a incluir 4 partes, a saber:

UNO — Un poco de la vida cotidiana en Roma misma, tanto en la ciudad, como en un cuartel de un ejército romano cualquiera.

DOS — Vamos a leer una breve lista de las altitudes sobre el nivel del mar de cada una de las siete colinas de Roma.

TRES — Vamos a ver la relación entre Roma y tres culturas de ese tiempo.

UNO – Roma y Egipto.

DOS – Roma y Grecia.

Y TRES – China, ahora que estamos a solamente dos generaciones de la fundación de la dinastía Qin, un punto pivotal de la historia de ese país.

Y CUATRO — Veremos tres cosas un tanto extrañas que sucedían en ese tiempo en Roma.

Hombres perdiendo la cordura, y mujeres envenenado a sus maridos.

Luego, viene nuestro vuelo de águila.

Lógicamente, en nuestro ya conocido vuelo de águila, iremos en el sentido del reloj, por todo el mundo que pronto, será parte de Roma y los romanos.

El norte de Italia.

Iliria y Macedonia — como olvidarse de Macedonia esta vez, verdad?

Grecia y Tracia.

De ahí, seguiremos por el Oriente Cercano hasta llegar a ver cómo se ha dividido ese inmenso imperio que Alejandro Magno logró amasar en su breve vida, y que luego fue despedazado en cuatro partes.

Después de ahí — Egipto.

Luego — Cartago.

De ahí cruzamos el estrecho del Gibraltar, e iremos a la futura provincia romana llamada Hispania, donde solamente vamos a listar los pueblos que vivían en esa parte de Europa, ANTES de la llegada de los romanos.

Luego de eso, nuestro homenaje a Piteas, el famoso navegante griego que vivió la mayor parte de su vida en Massilia, en el sur de las Galias.

Y tal como les dije durante nuestro Episodio pasado, en nuestra tercera parte, listaremos todas las guerras de Roma, en orden cronológico, una por una, desde el comienzo hasta hoy — es decir, hasta el año 286 AC.

Ya.

Qué les parece?

[…]

Episodio 23 – No llores por mí, Veyes

— Al fin y al cabo, nadie lloró por Veyes. Ni Lucio, ni aquellos esclavos.

En este episodio vemos el fin de Veyes. Para siempre. 

Transcripción Parcial del Episodio

Hola, les habla Abel desde Pekín, China. Bienvenidos a mi podcast.

El Cuento de Roma, Episodio 23 — No llores por mí, Veyes.

No es por nada que existe la expresión “hogar dulce hogar,” o “home sweet home” en inglés.

No creo ni por un minuto que exista un idioma que no tenga una frase o expresión que no sea un buen equivalente de esto, y creo que eso tambien vale para los antiguos romanos.

Pero, como veremos en este episodio, esto tambien cuenta para los enemigos de Roma, y hoy hablamos de dos de estos enemigos: Fidenas y Veyes.

La primera fue la única ciudad al sur del rio Tiber, y la segunda era la ciudad etrusca más conocida y probablemente la más fuerte de toda la confederación etrusca.

Como primero, recordemos que Veyes y Roma eran algo así como una imagen reflejada en un espejo, cada una de ellas teniendo poder de un lado del Tiber, y cada una manteniendo un pequeño enclave del otro lado del rio.

El enclave de los etruscos del lado sur del Tiber estaba a unos 8 o 9 kilómetros rio arriba de Roma, mientras que los romanos mantenían control del lado norte del Tiber justo en frente a su propia ciudad.

Después de la primera tal llamada guerra veyense, la ciudad de Fidenas no fue exactamente conquistada por los Romanos, pero tampoco quedó explícitamente bajo el control de los etruscos. Estoy hablando de la guerra del 484 al 474 AC, en la cual la familia de los Fabios fue aniquilada.

A medida que el tiempo avanzaba, y en parte debido a todas las plagas que decimaron a los romanos, no hubo una clara delineación de guerra o paz hasta el año 437 o 434 AC, según nuestras fuentes.

Hasta ese entonces los romanos tenían  relativa influencia sobre Fidenas, y además había muchos residentes romanos viviendo allí. Pero todo cambió cuando los fidenitas cambiaron de partido, poniéndose voluntariamente bajo el dominio del rey de Veyes, un hombre llamado Lars Tolumnio.

Inmediatamente, Roma envió a cuatro embajadores a Fidenas para investigar si esto era real, y cuáles eran las razones por ese cambio de rumbo. Los Fidenitas, no sabiendo que decirles a los embajadores romanos, rápidamente enviaron sus propios embajadores a Veyes para preguntarle a Lars Tolumnio qué hacer con los romanos.

Según la leyenda, Tolumnio quien estaba jugando a un juego de dados en el momento en el que recibió las noticias, hizo una broma acerca de estos embajadores, diciendo algo como por qué no se morían todos los romanos, y los fidenitas inmediatamente volvieron a Fidenas y reportaron el mensaje, que por supuesto, fue totalmente malentendido.

Pero, ni dos por tres—los fidenitas mataron a los embajadores romanos.

Cayo Fulcinio, Clelio Tulo, Espurio Antio, y Lucio Roscio fueron ejecutados en la plaza pública de Fidenas, sin siquiera tanto como un juicio provisional.

Tito Livio ofrece una clara narrativa de la guerra a continuación.

La primera batalla se libró en el lado romano del río Anio, y fue ganada por el cónsul Lucio Sergio Fidenas, aunque a un costo extremadamente alto.

Y aquí no quiero que piensen que un cónsul romano se llamaba Fidenas.

No, este es uno de los típicos casos donde un apellido se le agrega a un romano, por haber conquistado un territorio para Roma.

Así que, ahora el hombre se llamada Lucio Sergio Fidenas.

Después de esa costosa victoria Mamercino Amilio fue proclamado dictador de Roma por el Senado. El dictador consiguió forzar a los veyenses a retirarse al otro lado del río Anio, pero no mucho más lejos que eso.

De hecho, solamente empujaron a los veyenses hasta las colinas que se encontraban entre Fidenas y el rio Anio. El rey Tolumnio ocupó esa posición hasta la llegada de sus aliados de otra ciudad llamada Falerii, mientras que los romanos tomaron una posición en el ángulo entre el Anio y el Tíber.

Como primera nota de al lado, el lugar donde los romanos se fortificaron estaba tan cerca de Roma que los romanos podían ver los techos de su propia ciudad, y todo lo que sucedía en la colina del Capitolio.

[…]

Episodio 13 – El Estado de la Unión – 509 AC

— ¡Gracias, señor Uderzo!
Y gracias, señor Goscinny, y que en paz descanse.

En un episodio especial sobrevolamos a todas las naciones y pueblos que rodean a Roma, y vemos qué pasaba en el mundo en el año 509 antes de Cristo.

Transcripción Parcial del Episodio

Hola, les habla Abel desde Pekín, China. Bienvenidos a mi podcast.

El Cuento de Roma, Episodio 13 — El Estado de la Unión 509 AC.

Este es nuestro primer episodio de El Estado de la Unión, y tal como muchas cosas que sucedieron en Roma por primera vez, este episodio tendrá el honor y el deber de establecer normas, estilos, y otros precedentes para futuras ediciones de episodios de El Estado de la Unión.

Si escuchó el episodio pasado, sabrá que esta semana tendemos un episodio un poquito más largo, y no tendemos el corte usual de la Palabra de la Semana, en Latin.

Así que empecemos ya mismo, porque no tenemos todo el día, y tenemos un vuelo de águila de muchos kilómetros de circunferencia.

Nuestro vuelo de águila va a empezar en Roma misma. Vemos qué pasa en Roma, Etruria, y Grecia Magna.

De ahí vemos las tres islas grandes cerca de Roma. Sicilia, Córcega, y Cerdeña.

Luego vamos para el norte. Cuando lleguemos a los Alpes, vamos a dar un gigantesco círculo en el sentido del reloj que nos llevará por todas las partes que tarde o temprano tendrán influencia en la historia de Roma.

Así que vamos a ver Dalmacia, Macedonia, el Epiro, y Grecia.

De ahí a Asia Menor, y entonces a las tierras de Siria, Palestina, y Egipto, que en ese momento estaban bajo el yugo de los persas.

Entonces nuestro vuelo tomará un rumbo hacia la puesta del sol, hacia Cartago y la costa norte de África, para luego sobrevolar las columnas del Gibraltar, que según la leyenda fueron abiertas, o cerradas por Hércules mismo—dependiendo de cuya versión ha escuchado.

Esto nos llevará de regreso a Europa, donde veremos a los pueblos que habitaban lo que hoy es España y Portugal, y las Galias. Haremos un pequeño desvío para mencionar a las Islas Británicas, y de ahí volveremos hacia Roma, sobrevolando a los pueblos de los Países Bajos y Germania.

Por último, dos tiritos de penal más, puramente honoríficos: India y China.

¿Qué les parece?

[…]

Episodio 9 – Asesinado por su propia hija

— Creaba monumentos de sí mismo por toda Roma, usando el dinero de los ricos y el sudor de los pobres.

Ni murallas, ni censos, ni cambios en el ejército romano pudieron salvar al sexto rey romano Servio Tulio. Al final, su hija Tulia lo mató, por la más común de las razones, y con el más incomún de los acómplices.

Transcripción Parcial del Episodio

Hola, les habla Abel desde Pekín, China. Bienvenidos a mi podcast.

El Cuento de Roma, Episodio 9 — Asesinado por su propia hija.

Después de la muerte de Tarquinio, Servio Tulio actuó en su nombre por un largo tiempo. Servio no tenía apuro. A veces hasta fingía tener que consultar con el rey sobre decisiones importantes, tales como resoluciones en el Senado o veredictos en el juzgado.

De acuerdo con las listas de eventos grabados en las fasti romanas, Servio Tulio venció a los etruscos en tres batallas.

Las fasti, que se escribe como f–a–s–t–i, simplemente eran escrituras que el Senado y otras oficinas públicas ponían en el foro romano. De esa manera los ciudadanos tenian informaciones de lo que andaba pasando en la ciudad.

Muchas veces, las fasti nos permiten trazar fechas y alinearlas con anécdotas u obras de literatura, tales como los libros de Tito Livio.

Es así que sabemos que el 25 de Noviembre del año 571 AC, Servio Tulio tuvo una marcha triunfal por Roma.

Tuvo otra marcha triunfal el dia 25 de Mayo del año 567 AC.

La fecha de la tercera marcha no es legible en las fasti, pero suponemos que fue después, y no antes, de la segunda fecha.

Esto comprueba que Servio Tulio era un excelente comandante en el campo de batalla. Según la historia, después de la primera de esas batallas, Servio Tulio ya no necesitaba fingir que representaba al rey. Él ya no iba a la guerra en lugar del rey.

La población aclamó a Servio Tulio como rey, y como tal, Servio Tulio no tuvo ni mover un dedo para ser ratificado por el Senado. Esta fue la primera vez que el Senado ni siquiera votó por el monarca. El senado simplemente aprobó la voluntad del pueblo.

Servio Tulio creó varias reformas de importancia durante su reino, y tambien hizo un censo general de la ciudad y sus alrededores. El censo lo hizo en los campos al oeste de la ciudad, en un lugar llamado El Campo de Marte. Durante días designados, familias enteras acudían al campo de Marte. Funcionarios del Senado y de la recientemente creada Comita Centuriata anotaban los nombres y edades de los miembros de familia. Anotaban sus lugares en la jerarquía romana. El clan al cual pertenecían. Cuanto poseían en bienes raíces, esclavos, ganado, y en dinero. Tambien anotaban cuanto podrían aportar en el caso inevitable de guerra, la cual aparecía en Roma cada dos por tres.

Si se acuerda de nuestros episodios dos y tres, Rómulo divido a la población de Roma en 30 clanes. A esos clanes les dió nombres de aquellas mujeres sabinas. La gente que nació de aquellos clanes era ahora la gran minoría en la ciudad.

Y por lo tanto, Servio Tulio dividió la población en clanes nuevos, ya no 30, sino 200.

[…]

Episodio 8 – Tarquinio el Viejo

— Lucio Tarquinio Prisco, llamado Tarquinio el Viejo,  falleció en el año 578 AC, después de un reino de 38 años y a una edad no corroborada. La gente de Roma no supo de su muerte por un largo tiempo.

Hijo de un refugiado. Conocedor de las matemáticas y de filosofía. Educado en Grecia. Despilfarrador y gran urbanista. Guerrero y diplomático. Tarquinio “el Viejo” fue de todo. Y hasta fue el primer rey de la dinastía Tarquinia de Roma.

Transcripción Parcial del Episodio

Hola, les habla Abel desde Pekín, China. Bienvenidos a mi podcast.

El Cuento de Roma, Episodio 8 — Tarquinio el Viejo.

Después de la muerte de Anco Marcio, y habiéndose asegurado que el voto de los senadores iría en favor de Tarquinio, el nuevo rey inmediatamente subió el número de senadores romanos.

Puso 100 senadores nuevos en sus puestos, y en la gran mayoría esa gente venía de familias de la clase media, quienes le habían sido útiles a Tarquinio, en su ascendencia al trono.

Ahora el senado tenía 300 senadores, y aquí quiero añadir que uno de los senadores nuevos fue un hombre de apellido Octavio.

De ese hombre provendría—unos 500 años más tarde, el primer emperador de Roma.

Según el escritor y cronista Flavio Eutropio del siglo 4 de nuestra era, Tarquinio fue el primer rey de Roma verdaderamente educado, y tambien fue el primer rey que utilizó intrigas en los palacios de gobierno para provechos personales.

De hecho, hasta aquel entonces, la sucesión del trono en Roma no era basada en herencia. Pero con todas las donaciones y demás generosidades de Tarquinio, los senadores apoyaron al rey en cualquiera de sus decisiones.

Tanto le obedecía el senado a Tarquinio,  que la gente en la ciudad empezó a murmurar que el verdadero trabajo de los senadores ya no era escribir leyes nuevas, sino simplemente darle el sello de aprobación al rey.

Bueno. Si Tarquinio hubiese sido un mal rey, eso hubiera sido un problema enorme para Roma.

Pero Tarquinio fue un rey de conciencia y muchas habilidades, tanto como administrador, como en el campo de batalla.

Esto lo demostró en consecutivas victorias en contra de aquellos latinos y aquellos sabinos que no habían sido trasladados a Roma, y quienes todavía no se podían olvidar de aquel episodio del rapto de sus mujeres.

Tarquinio los venció con facilidad, y al cabo de una batalla de mayor importancia, el rey decidió organizar una marcha de triunfo en Roma.

Según las crónicas, el dia 13 de Setiembre del año 585 AC, las tropas de Tarquinio entraron a la ciudad de Roma, detrás del rey mismo, quien iba en un carruaje de oro, tirado por cuatro caballos.

El rey mismo llevaba una túnica bordada en oro, y decorada con hojas de palmas. Detrás de las legiones, los prisioneros en cadenas y el botín de guerra fueron paseados ante los ojos de los ciudadanos, tal como ellos jamás lo habrían visto anteriormente.

Tarquinio se dió cuenta que Roma necesitaba de un lugar donde organizar ese tipo de acontecimientos en el futuro.

De esta manera el rey ordenó la construcción de un hipódromo entre las colinas del Palatino y del Aventino.

[…]