Episodio 73 – Sicilia, Córcega, y Cerdeña

— El tema era que nadie se fuese a enterar quién le prestaba dinero al gobierno, cuando el gobierno estaba en apuros de índole militar.

La situación entre Roma y Cartago, después de la captura de Régulo, y antes del sitio de Lilibea.

Transcripción Parcial del Episodio

Hola, les habla Abel, desde Pekín, China. Bienvenidos a mi podcast.

El Cuento de Roma, Episodio 73 – Sicilia, Córcega, y Cerdeña.

Lo que sucedió en Capua la primera noche de las Neptunalias, estremeció a la ciudad entera.

Si bien Capua — como cuidad — no le daba tanta atención al dios Neptuno como por ejemplo — Heraclea, aquí tenemos que mantener en cuenta, que Capua ya era una ciudad grande, y muy cosmopolita.

De hecho — para cuando la Segunda Guerra Púnica comience, Capua será capaz de alistar mas de 30 mil unidades de infantería, y 4 mil unidades de caballería.

Y como para resaltar la importancia de Capua un poco mas, en este momento — recordemos — estamos en el 254 AC — Capua es solo un poco más pequeña que Roma y Siracusa, y un poco mas grande que Cartago.

Así que cuando el relato de un crimen — o cualquier otro chisme — comenzaba a andar por las calles de Capua — bueno — eso significaba, que no eran pocas, las personas que hablaban de ese tema.

Y en este caso tenemos un crimen que lo tenía todo.

Vicio.

Sexo.

Un juramento de venganza.

Un juez corrupto.

Una esclava acusada de algo que ella no cometió.

Guerra y patriotismo.

Religión y sacrificio.

Y para hacerlo más interesante aún, la mitad de Capua odiaba a la víctima de ese crimen, mientras que la otra mitad lo defendía a muerte.

Se trataba de un hombre llamado Tacio. Un viejo de origen Sabino que vivió en Capua desde los tiempos de la Gran Guerra.

Pero jueces, magistrados, y muchas otras personas de alto nivel en la ciudad, tenían muchos intereses en asegurarse que nadie se vaya a olvidar de lo que sucedió, esa noche, la noche del primer día de las Neptunalias.

Fue un crimen tan macabro, tan violento, y sobre todo — tan atrevido — que ciudadanos de Capua hablaron del tema, por un largo, largo tiempo.

La víctima?

Un hombre de alta sociedad, conectado con miembros de la familia de Apio Claudio, pero a su vez, un hombre muy vicioso y perverso.

[…]

UNO — Los Cónsules romanos para ese año eran Cayo Aurelio Cota y Publio Servilio Gémino. Ambos Cónsules volverán a serlo en el futuro año 248 — o sea, dentro de cuatro años mas — y lo volverán a hacer juntos, como colegas.

En esa futura ocasión, se verán sitiando las ciudades de Drépano y Lilibea.

Por su lado, Cartago se veía envuelta en reprimir revueltas populares suyas, después de toda aquella gente que se había ido a vivir dentro de las murallas de la ciudad — se acuerdan?

Al final, los cartaginenses si lograron calmar toda esa situación, y enviaron a Asdrúbal, hijo de Hannón, a que eche a los romanos de Sicilia.

Con elefantes — por supuesto.

DOS — Cuando estos dos Cónsules aparecieron en Sicilia, ellos se dirigieron inmediatamente hacia el oeste, tratando de tomar poblaciones, ya sea por la espada o por medio de tratados comerciales favorables.

Mientras no sabemos mucho de Publio Servilio Gémino, sí sabemos una cosa de Cayo Aurelio Cota.

Ese hombre era super — super — estricto, con sus soldados, subordinados, y hasta con sus propios parientes.

[…]

Episodio 54 – El Desastre de Arretium

— Ahí es donde nuestro viejo Manio Curio Dentato vuelve a entrar en la película.

Una pelea entre romanos y galos. Las batallas de Arretium y el Lago Vadimo. Pero esta vez, nos es muy difícil describir qué fue lo que realmente sucedió.

Transcripción Parcial del Episodio

Hola, les habla Abel, desde Pekín, China. Bienvenidos a mi podcast.

El Cuento de Roma, Episodio 54 — El Desastre de Arretium.

La gran pregunta de este Episodio de nuestro podcast es “por qué.”

No es qué, o dónde, o cuándo, sino por qué.

Porque al fin y al cabo, sabemos el qué.

Roma tuvo que enfrentarse a galos senones.

Tambien sabemos el dónde.

Al norte de Roma.

Y en cuanto al cuándo, historiadores pusieron la Batalla de Arretium entre los años 284 y 283 antes de Cristo, o sea que esa pregunta tambien está resuelta.

Y aquí viene el por qué.

Pero en este caso no me refiero al por qué de la batalla misma, eso sería un tanto infantil — gente pelea por recursos naturales, territorios, y cosas por el estilo, y sí — a veces gente pelea por el amor de una doncella.

Pero.

Yo aquí me refiero a… POR QUÉ el libro de Tito Livio, que describe esa batalla, se fue a perder?

Así es — ese libro se perdió, y ahí tenemos nuestra tarea — nuestro “homework,” como dicen estudiantes en las escuelas de habla inglesa.

[…]

Algunas versiones — seguramente ficticias, y basadas en un fuerte prejuicio en contra de tribus barbáricas, cuentan que cuando los embajadores llegaron a donde Britomaro iba a escuchar sus demandas, él simplemente ordenó a sus soldados a matarlos, uno por uno, después de haberles quitado toda la ropa.

Los enviados especiales fueron cortados en pequeños pedacitos, y arrojados por los campos alrededor del campo militar de Britomaro, para así convertirse en comida de aves de rapiña.

Britomaro se vestía con la ropa de esos enviados, por meses.

[…]