Episodio 12 – Los dos primeros Cónsules

— El derrocamiento del rey, que provenía de una familia etrusca, que a su vez, provenía de un inmigrante del Corinto griego, es como un una imagen microscópica, del mundo macroscópico de Roma, en sí.

Veremos quienes fueron elegidos como los dos primeros cónsules de Roma. Gobernarían por menos de un año.

Transcripción Parcial del Episodio

Hola, les habla Abel desde Pekín, China. Bienvenidos a mi podcast.

El Cuento de Roma, Episodio 12 — Los dos primeros Cónsules.

La semana pasada vimos—por fin, el fin de la monarquía.

Vimos como Tarquinio el Soberbio se quedó afuera de la ciudad cuando salió a buscar a sus tropas para apaciguar la revuelta iniciada por Bruto y Colatino.

Sin soldados, y sabiendo que las puertas de Roma seguramente le estaban bloqueadas, tanto él como su estúpido hijo Sexto, se fueron al exilio.

Hoy vamos a ver cómo le fue con ese exilio. Y que pasó dentro de la ciudad, durante aquellas primeras horas de Roma liberada.

[…]

La primerísima orden del Senado fue proclamar a Tarquino enemigo del estado, y que Roma jamás volvería a ser gobernada por un rey.

Tanto el rey como su esposa Tulia nunca podrán volver a la ciudad, y aquí quiero añadir que Tulia recibió un lugar muy especial en la memoria de la gente de Roma, como una persona non grata. Tambien recibió una maldición de parte de los augures de la ciudad. Particularmente, porque fue ella la que terminó de matar a su propio padre, décadas atrás.

Como segundo acto, el Senado votó por los dos hombres que deberían manejar los destinos de Roma por el primer año de la república.

La elección fue un tanto alborotada, pero los senadores no necesitaron demasiado tiempo. Decidieron que Lucio Tarquinio Colatino y Lucio Junio Bruto fueran los dos primeros Cónsules.

Lucio Tarquinio, porque fue su esposa la que se mató frente a su propio padre, marido, y a Junio Bruto, llena de vergüenza después de la violación.

Y Junio Bruto, por sus acciones cuando era la hora de unir fuerzas en contra del rey dentro y fuera de Roma. Y por convencer a las tropas en contra del rey.

Hay que mantener en cuenta que Junio Bruto tambien era el mandamás de los famosos céleres en aquellos tiempos, lo que resultaba en una doble ventaja para el senado, tenerlo como un aliado. Pero eso tambien le hizo el trabajo de convencer a las tropas mucho más fácil.

[…]

Y aquí les quiero dar una gran alerta roja, y no sé si se dieron cuenta de esto. ¡Ambos cónsules eran parientes del rey! Lucio Tarquinio era primo de Tarquinio el Soberbio, y Junio Bruto era su sobrino.

[…]

Episodio 11 – Roma 1 – Atenas 0

— Ese hombre era Sexto Tarquinio, el hijo del rey, y él acababa de violar a una mujer.

La idiotez de Sexto Tarquinio. El asedio de Ardea. El fin del reino de Tarquinio el Soberbio. Pero no es el fin de su vida, y no es el fin de los dolores de cabeza de Roma. Tambien veremos como Roma le va ganando a Atenas, cuando se trata de una palabrita muy interesante: la democracia.

Transcripción Parcial del Episodio

Hola, les habla Abel desde Pekín, China. Bienvenidos a mi podcast.

El Cuento de Roma, Episodio 11 — Roma 1 – Atenas 0.

El título de este episodio—un tanto futbolístico, se debe a que Roma dice; repito: Roma dice que la República de Roma empezó en el año 509 antes de Cristo.

Personalmente, no creo ni por un minuto que eso sea cierto, pero como solamente tenemos a historiadores y escritores romanos en quienes basarnos, y siendo que no poseemos una máquina del tiempo, nos tenemos que conformar con esa fecha.

Al los romanos no les gustaba ser segundos en nada, y especialmente no en algo que les daba tanto orgullo: la democracia.
Resulta que en el año 508 antes de Cristo, según algunas fuentes, en el año 507 antes de Cristo, en Atenas, un hombre llamado Clístenes hizo reformas democráticas en Grecia, de tal manera que la tiranía que había asechado a los atenienses por varias generaciones, no podía retornar al poder.

Así que—muy simple. Firmemente considero que los romanos modificaron el año exacto de la llegada de la república y que pusieron que la democracia llegó a Roma un año antes que a Atenas.

Un buen gol. Resultado parcial del partido: Roma 1 – Atenas 0.

Y fíjese que he dicho “resultado parcial,” porque ese partido entre Roma y Atenas está muy, muy lejos del silbato final.

[…]

La semana pasada vimos como Tarquinio el Soberbio maltrataba a su gente, en Roma y fuera de Roma, de clase alta y baja, y a todos los que estaban en el medio. Y quedamos en el momento en que el rey estaba ocupado poniéndole un asedio a la ciudad de Ardea.

Antes que nos vayamos a la Palabra de la Semana, quiero que se imaginen por un minuto, esto:

Primavera en Roma, temprano… antes de la salida del sol. Las nieves de las montañas en el este y en el norte llenaban ríos y riachuelos, causando torrentes, y a veces pequeños puentes de madera eran arrastrados por la quieta fuerza de la naturaleza.

A través de esa naturaleza, en las afueras de Roma, un hombre iba cabalgando a todo galope. En el cielo, un color lapislázuli anunciaba la llegada de un nuevo dia. Los romanos se levantaban temprano, y el hombre cortaba caminos, evitando pantanos y tratando de no ser visto. Alejándose de Roma, el hombre cabalgaba hacia el sur.

Ese hombre era Sexto Tarquinio, el hijo del rey, y él acababa de violar a una mujer.

[…]